@ EXTINCIÓN DE PLANTAS

"LA AGONIA DE LA DIOSA NATURA"

De acuerdo con una lista elaborada por investigadores del Instituto Humboldt, las familias con mayor número de especies amenazadas o en peligro son las orquídeas, seguidas de las palmas y las pasifloráceas.
Colombia, con menos del 1% de la superficie continental del planeta, cuenta en su territorio con mas del 10% de la biodiversidad conocida en el mundo. Se estima que en el país existen más de 40 mil especies de plantas vasculares, de las cuales solamente se ha estudiado el uso potencial de una pequeña fracción.
Según un estudio realizado por el Instituto Von Humboldt, localizado en la ciudad de Bogotá, señala que la incidencia de la biodiversidad nacional en el Producto Interno Bruto del país, es bastante significativa.
Los cálculos señalan que en 1994, por cada peso producido por la economía en Colombia, la naturaleza aportaba un mínimo de 4.7 pesos, bajo la forma de servicios ecosistémicos no valorados dentro del PIB, representados en equilibrio climático, control de erosión, captura de CO2 y protección al hábitat.
La investigación, a cargo de la economista de la Universidad Nacional de Colombia, Doris Nivia, recopiló y analizó estadísticas del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, del Ministerio de Comercio Exterior, la Encuesta Anual Manufacturera y la Dirección Nacional de Impuestos y Aduanas, DIAN.
La incidencia de la biodiversidad en la economía del país no es nueva. En la historia de Colombia la riqueza biológica siempre constituyó el fuerte de este renglón. Desde la época prehispánica hasta el siglo XIX continuó siendo la fuente fundamental de ingresos, hasta que apareció el petróleo, que no es más que la cosecha de la biodiversidad fósil.
El Instituto Von Humboldt, dentro del programa de Biología de la Conservación, ha publicado una lista que reúne las especies de flora amenazadas en Colombia, para fines de investigación y conservación.
La lista, elaborada por el botánico Eduardo Calderón, Ph.D de la Universidad Justus von Liebig, de Alemania, investigador del Instituto Von Humboldt y ex director del Jardín Botánico de Cali, contiene información sobre 230 especies asignadas a las categorías superiores de riesgo, esto es "extintas, "extintas en la naturaleza", "en peligro crítico" y "en peligro".
Entre las 24 especies que según la información pueden considerarse extintas se encuentran algunas que fueron muy perseguidas por su valor comercial, como las orquídeas, principalmente los géneros Pescatorea, Anguloa y Masdevallia.
Por su parte el Senecio carbonelli desapareció por la destrucción de su hábitat en los humedales del altiplano cundiboyacense.
Entre las especies extintas en la naturaleza, una cetácea, Frailea colombiana, y dos orquídeas del genero Masdevallia, sólo se encuentran como parte de colecciones del exterior.
Una treintena de especies posiblemente estan al borde de la extinción, principalmente orquídeas de alto valor comercial y el litamo real, Draba litamo, de la Sierra Nevada del Cocuy.
De acuerdo con el investigador Calderón, las familias con mayor número de especies amenazadas o en peligro son las orquídeas, seguidas de las palmas y las pasifloráceas.
Dónde y por qué:
Según el mismo estudio, las áreas geográficas más afectadas por la extinción son la cordillera de los Andes, principalmente la cordillera Oriental, en el altiplano cundiboyacense, y la cordillera de Bogotá, los flancos de la misma hacia el río Magdalena en Boyacá y Santander, el páramo del Almorzadero y el río Chicamocha y en el extremo norte de la cordillera Central, en Antioquia.
También son regiones afectadas el valle del Magdalena y los bosques secos del Caribe, en Atlántico, Bolivar y Magdalena, la serranía de Perijá y el Valle del río Cauca.
"La principal causa de extinción de la flora de Colombia es la destrucción de los hábitats, especialmente por expansión de la frontera agrícola y pecuaria en las selvas", afirma el investigador Calderón.
De igual manera, también son responsables la persecución directa de las especies por su valor comercial, como las orquídeas y zamiáceas, o las maderas finas.
De acuerdo con sus realizadores, la elaboración de esta lista le permite a los investigadores de esta área conocer de manera más certera cuál es la flora de interés para conservar, cuál es la amenazada y cuáles son las diferentes categorías en las que se encuentran las especies vulnerables.
El proyecto tuvo como origen la reunión de jardines botánicos, realizada en 1996, en la ciudad de Villa de Leyva, Colombia, a la que asistieron los jardines vinculados a la Red Colombiana de Jardines Botánicos, la Asociación Latinoamérica y del Caribe de Jardines Botánicos, en México, la Botanic Gardens Conservation Internacional, de Inglaterra, y entidades colombianas como el Ministerio del Medio Ambiente, el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional, el Fondo FEN y el Centro de Investigaciones en Agricultura Tropical, CIAT.
Contacto: Instituto Humboldt http://www.humboldt.org.co/

No hay comentarios: